Kevin Blechdom

No es una riott girl de la de la nueva generación de bandas rockeras americanas: Tampoco una glich girl del universo Tigerbeat. Kevin Blechdom es la "enfant terrible" de la escena electrónica -perdón por el nombre- ¿Quién otra se atreve a ir por la vida con un labtop y un banjo haciendo duetos virtuales contra su proyector de vídeo?
Después de abandonar el duo más corrosivo y desquiciante del glich core con aquella unión imposible que se bautizó Blectum from Blechdom, la artista sureña emigró a Alemania y fichó por el sello feminista de las Chicks On Speed. Desde allí publica sus discos, colabora con personajes de la escena techno teutona y se mueve a sus numerosos conciertos por festivales, museos, clubs o dónde quieran contar con una de las artistas más punkarras del folk-punk-glich-digital. Porque todo eso y mucho más es esta maravillosa activista que se come el escenario y se sobra para llegar al público, bien sean 30 personas, como en Vademécum, o un auditorio lleno, como en Sonar. Es grande y no le deberíamos perder la pista!